Carta de Amor

Carta de amor

Habitación blanca,
olor a vida,
y yo, tan cerca de vosotras,
y sin embargo,
no os puedo tocar.
Noche larga de invierno,
fría, oscura, llena de peligros.
El gélido viento maltrata mi cansado rostro.
El lobo aúlla quebrantando el silencio de la noche.
Tengo miedo hijas mías,
sé que estáis ahí,
no os veo pero os siento
y sin embargo,
no os puedo tocar.
Arrulladme hijas mías,
y liberadme del hielo,
os siento
y sin embargo,
no os puedo tocar.

Raúl García Yagüe

Torrelodones, 29 de Noviembre de 2007



viernes, 20 de noviembre de 2009

Estela y Pato Felix viajan al Hospital

A finales de Junio, a Estela le salió, de repente y de un día para otro, un bulto en la zona de su escápula derecha. No le dolía y por esa razón no nos alarmamos en exceso, eso si, a finales de Julio acudimos al Hospital de Torrelodones para obtener un primer diagnóstico. El dermatólogo nos comentó que parecía no ser nada preocupate pero que había que analizar más en profundidad el caso para conocer la naturaleza del problema. Debido a las fechas veraniegas en las que nos encontrábamos, nos sugirió que sería más rápido llevar el caso en el Hospital de "La Paz", que él trabajaba allí y que acudiéramos por urgencias y preguntásemos por él. Le agradecimos su ofrecimiento y así lo hicimos.

En la paz nos atendieron estupendamente. Le hicieron a Estela una biopsia y una ecografía pero aún tendrían que hacerle una Resonancia Magnética como prueba definitiva para saber con exactitud a qué nos enfrentábamos. No me extenderé mucho en la narración del día de la resonancia, simplemente una pincelada; mucha angustia debido a que la tendrían que dormir.

Veredicto: Malformación linfática supraescapular derecha, es decir, un ganglio linfático deteriorado que no afecta a hueso ni a músculo, solo subcutáneo. La Dra. Soto, jefa del departamento de cirugía clástica pediátrica, nos recomendó que lo mejor era que se lo estirpáramos puesto que la operación era muy sencilla, había muy poco riesgo y que, a pesar de ser un mero tema estético, si no se lo quitábamos ahora lo más probable que en el futuro hubiera que hacerlo. Ni nos lo pensamos, decidimos que lo mejor era seguir sus consejos.

Cuando se acercó la fecha de la operación, en la guardería nos dijeron que no nos preocupásemos, que dejarían al Pato Felix (LA MASCOTA de la clase de los patos), acompañar a Estela en el día de la operación.

Miércoles 18 de Noviembre de 2009

Ha llegado el día y esta es la historia de Estela y Pato Felix en su paseo por el Hospital de "La paz"



sábado, 2 de mayo de 2009

Primeras sesiones de patinaje


Este fin de semana esta siendo muy intenso y lleno de emociones contrapuestas. Creo que el dominio del patinaje en linea va a ser más duro y lento de lo que pensé en un principio.  Mis primeras sensaciones en las sesiones realizadas dentro de casa creo que me han hecho tener una percepción equivocada de la realidad y que mis primeras prácticas en la calle se han encargado de corregir. 



Podríamos decir que el miedo a una mala caída está muy presente dentro de mi. No pensé que hace dos días pudiera estar escribiendo esto pero es así. No hay nada como un par de malas experiencias y tener el cóccix dolorido para menguar mi llama interior, eso sí, llama aún no apagada. Pensé que no iba a ser más facil pero no hay nada que el tiempo y el tesón no solucionen.
 
Sé que por mi edad, nunca llegaré a dominar esta disciplina deportiva como me gustaría pero también sé que conseguiré alcanzar un nivel aceptable eso sí, me va a llevar más tiempo del pensado inicialmente.

Tengo que hacerme con un buen equipo de protecciones y mi tareá prioritaria en mis siguientes sesiones tiene que ser la de aprender a caer. No puede ser que ante un contratiempo, la caida me domine. Tengo que aprender a preparar la posición de mi cuerpo y dominar la situación en la medida de lo posible. Ahora mismo, me bloqueo y eso no es bueno, nada bueno.

Basta ya de cosas feas y vayamos a las bonitas. La llama sigue dentro de mi, ¿no creéis?. 

   

sábado, 25 de abril de 2009

¡A patinar!


El otro día, no recuerdo bien el día por ser irrelevante, estaba en el parque que hay al lado del instituto haciendo los estiramientos de rigor posteriores a una de mis sesiones de footing. Recuerdo que el día invitaba a disfrutar de él, soleado, temperatura primaveral, alguna que otra ligera brisa que apenas movía las copas de los árboles y de pronto lo vi claro. Es de esas ocasiones en las que te das cuenta que lo que acabas de vivir te marca. Ese día vi algo que me marcó.

Apenas a unos metros de mi se encontraba una niña con su madre y ambas estaban patinando. Es fantástico, pensé, y es una idea estupenda. Pasaron por mi mente imágenes de nosotros cuatro patinando, tal y como lo hacían en ese momento la niña y su madre.

Tenía que poneme manos a la obra. Yo nunca he patinado, bueno miento, una vez sobre ruedas y un par de veces sobre hielo, por lo que pensé que para cuando las niñas tuvieran edad para patinar, lo mejor sería que yo ya supiera hacerlo.

Hoy he dado el primer paso para sonseguirlo, me he comprado nos patines y unas protecciones.

miércoles, 22 de abril de 2009

Qué poco me queda...

...para quedarme solo.

El próximo Lunes Begoña vuelve a incorporarse al trabajo. Eso significa que voy a tener que hacer yo solito todas las tareas necesarias relacionadas con las pequeñinas.

Tareas como, despertarlas (si no están despiertas ya), vestirlas, darlas de desayunar, llevarlas al cole. Esas son las tareas conocidas, lo que me preocupa nos las tareas "ocultas" que espero que no sean muchas.

Sé que soy capaz pero el reto es importante. 

domingo, 19 de abril de 2009

El comienzo

Buenas noches a todos y sed bienvenidos a mi pequeño rincón virtual.