Carta de Amor

Carta de amor

Habitación blanca,
olor a vida,
y yo, tan cerca de vosotras,
y sin embargo,
no os puedo tocar.
Noche larga de invierno,
fría, oscura, llena de peligros.
El gélido viento maltrata mi cansado rostro.
El lobo aúlla quebrantando el silencio de la noche.
Tengo miedo hijas mías,
sé que estáis ahí,
no os veo pero os siento
y sin embargo,
no os puedo tocar.
Arrulladme hijas mías,
y liberadme del hielo,
os siento
y sin embargo,
no os puedo tocar.

Raúl García Yagüe

Torrelodones, 29 de Noviembre de 2007



martes, 18 de octubre de 2011

Sheila se hace ciclista

A Sheila no le hacía mucha gracia la bicicleta. Se la compramos a principio de verano y la ha usado contadas ocasiones. Puede ser que la razón fuera que la bici se la entregé sin pedales (para potenciar el desarrollo del sentido del equilibrio). Tal vez fuera esa la razón aunque pienso que no.

De repente, el Domingo 16 de Octubre quiso coger la bici y, después de unos paseos sin pedales, Sheila hizo mágia. Este documento audio/visual lo muestra todo en detalle. Creedme, pienso que el método de aprendizaje que he utilizado con Sheila, a ella, la ha venido fenomenal (y a mi espalda también por no tener que estar agachado sujetando la bicicleta). También pienso que todo el mérito es de Sheila puesto que estaba preparada para ello y, muy importante, motivada.

Disfrutad

domingo, 16 de octubre de 2011

Afán de superación