Carta de Amor

Carta de amor

Habitación blanca,
olor a vida,
y yo, tan cerca de vosotras,
y sin embargo,
no os puedo tocar.
Noche larga de invierno,
fría, oscura, llena de peligros.
El gélido viento maltrata mi cansado rostro.
El lobo aúlla quebrantando el silencio de la noche.
Tengo miedo hijas mías,
sé que estáis ahí,
no os veo pero os siento
y sin embargo,
no os puedo tocar.
Arrulladme hijas mías,
y liberadme del hielo,
os siento
y sin embargo,
no os puedo tocar.

Raúl García Yagüe

Torrelodones, 29 de Noviembre de 2007



martes, 18 de octubre de 2011

Sheila se hace ciclista

A Sheila no le hacía mucha gracia la bicicleta. Se la compramos a principio de verano y la ha usado contadas ocasiones. Puede ser que la razón fuera que la bici se la entregé sin pedales (para potenciar el desarrollo del sentido del equilibrio). Tal vez fuera esa la razón aunque pienso que no.

De repente, el Domingo 16 de Octubre quiso coger la bici y, después de unos paseos sin pedales, Sheila hizo mágia. Este documento audio/visual lo muestra todo en detalle. Creedme, pienso que el método de aprendizaje que he utilizado con Sheila, a ella, la ha venido fenomenal (y a mi espalda también por no tener que estar agachado sujetando la bicicleta). También pienso que todo el mérito es de Sheila puesto que estaba preparada para ello y, muy importante, motivada.

Disfrutad

domingo, 16 de octubre de 2011

Afán de superación


sábado, 5 de marzo de 2011

Escalada segura




Mañana nublada del mes de marzo. Caminando por las cercanías de casa, reparo en un cúmulo de piedras invadidas por el musgo vivo y fuerte alimentado por la humedad del invierno. Una trepadora parece entrenar escalada, firme y decidida, sabedora de su inevitable triunfo contra la fuerza que todo lo atrae y de la que nada escapa.

jueves, 10 de febrero de 2011

Cuentas del Gran Capitán

Por picos, palas y azadones,
cien millones de ducados;
por limosnas para que frailes y monjas rezasen por los españoles,
ciento cincuenta mil ducados;
por guantes perfumados para que los soldados no oliesen el hedor de la batalla,
doscientos millones de ducados;
por reponer las campanas averiadas a causa del continuo repicar a victoria,
ciento setenta mil ducados;
y, finalmente,
por la paciencia de tener que descender a estas pequeñeces del rey a quien he regalado un reino,
cien millones de ducados.

Gonzalo Fernandez de Córdoba, 1506

martes, 18 de enero de 2011

Música y Pasión. Con los ojos brillantes

Benjamin Zander es el director de la orquesta filarmónica de Bostón. Es conocido por su carisma y por su persistente energía. Excelente conferenciante y comunicador, imparte charlas de liderazgo por todo el mundo. Si hay un adjetivo que le pueda calificar... Pasional!. Veámoslo...


Simplemente, impresionante.

Gwendolyne

Tan dentro de mí conservo el calor
que me hace sentir, conservo tu amor 
tan dentro de mí que aún puedo vivir 
muriendo de amor, muriendo de ti.  

Como buscan las olas la orilla del mar, 
como busca un marino su puerto y su hogar, 
yo he buscado en mi alma queriéndote hallar 
y tan sólo encontré mi soledad.  

Y a pesar de estar lejos, tan lejos de mí, 
a pesar de otros besos, quizás, Gwendolyne, 
aún recuerdes el tiempo de aquel nuestro amor, 
aún te acuerdes de mí.  

Y aún recuerdo aquel ayer cuando estabas junto a mí, 
tú me hablabas del amor, yo aún podía sonreír, 
aún recuerdo aquel amor, y ahora, te alejas de mí.  

Le he pedido al silencio que me hable de ti, 
he nadado en la noche queriéndote oír 
y al murmullo del viento le he oído decir 
tu nombre, Gwendolyne.

Julio Iglesias